jueves, 30 de agosto de 2012


Te quedas

sin opciones cuando amas a tu potencial asesino. 

¿Acaso es posible huir o luchar si eso causa un grave perjuicio a quien quieres? Si la vida es cuanto puedes darle y de verdad le amas por encima de todo, ¿por qué no entregársela?...

Cuando la vida te ofrece un sueño que supera ampliamente cualquiera de tus expectativas, no es razonable lamentarse de su conclusión 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada